El Ramo de la Novia

No hace mucho estuve en una boda y pasó algo que lo catalogaría de surrealista.

El hermano de la novia le regaló un grupo de músicos con una vocalista muy guapa a su hermana (la verdad es que lo hicieron muy bien) Las cosas como son.

Amenizaban con música de ambiente el cocktail de la boda en los jardines y le daba un toque muy elegante, sofisticado y agradable, mientras los invitados disfrutaban del “pica-pica” y se relacionaban entre ellos esperando a los novios, que estaban conmigo y 4 compañeros más, haciendo las fotos de novios por el edificio.

Una vez acabado el cocktail, la novia me pidió de hacerse las fotos de rigor junto a su marido y los invitados.

*Son esas fotos que se hacen siempre en las bodas. Los novios junto a los invitados. Junto a parejas. Junto a grupos de amigos. Junto a grupos de chicas solas. Junto a grupos de compañeros de trabajo de la novia. Junto a … Y cuándo acaban de hacerse la última foto no pueden ni cerrar la boca de tanto tiempo de hacer ver que sonríen en todas las fotos.*

-Estas fotos sirven en la posteridad para ver el paso de los años y como vamos envejeciendo (algunos mejor que otros). Y sobretodo a la mayoría de público femenino para ver el modelito que llevaban incluidos zapatos y bolso a juego.

- Quién no se ha hecho nunca en la vida una foto del modelito para mostrar cómo íbamos vestidos en la boda?

Las parejas a medida que les tomábamos la foto con los novios iban entrando al salón dónde se celebraría la cena. Y así sucesivamente hasta que quedamos 2 fotógrafos, los novios, una camarera y a lo lejos los músicos.

Entonces  la novia me dijo que le haría gracia ir a despedirse  de los músicos y de la vocal del grupo y hacerse una foto con ellos para la posteridad.

Hicimos la foto de rigor.

Los músicos se marcharon. Y todos pasamos al salón.

Durante la cena, la maitre se nos acerco a la mesa de los “currantes” (o Staff para los más cool) y nos dice:

-¿Habéis visto alguno de vosotros el ramo de la novia?

Y todos al unísono respondimos:

-NO.-¿Es que alguno de nosotros tiene cara de querer un ramo de novia? ¿Porqué lo preguntas?

y respondió:

- Porqué ha desaparecido y sospechamos que alguien se lo ha llevado. Porqué la camarera que se quedó al final a recoger la última mesa ya no lo vió.

Así se quedó la cosa hasta que vino un comensal a la mesa de los “currantes” y nos susurró que sospechaba que el ramo estaba en manos de los músicos.

y yo pensé:

-Si realmente tienes razón… dejando ya de un lado que se trata de una situación muy surrealista, lo encuentro cutre y hortera llevarse el “sagrado ramo de la novia”

- Y un ramo de una novia se ve claramente que es un ramo de una novia.-

El paso siguiente fue cuando la maitre llamó a su hermano para preguntarle sobre sus amigos los músicos, si podía ser que se hubiésen llevado sin querer el ramo de novia de su hermana.

Seguidamente el hermano de la novia llamó a los músicos por teléfono y uno de ellos respondió:

- Si, yo me he llevado un ramo. Pero pensé que era de decoración. Solo se lo quería regalar a mi novia-.

Os podéis imaginar el disgusto de la novia, ya que lo quería regalar a una de sus mejores amigas.

Todos sus colegas reunieron flores de la decoración e improvisaron (y por cierto muy bien) un ramo de novia y así poder entregárselo por fin a una de sus mejores amigas.

PD.

El ramo de la novia no apareció hasta el día siguiente que se lo trajo su hermano que lo había ido a buscar a casa del músico.

Ya lo sabéis novias! Nunca os despeguéis de vuestro ramo hasta que se lo entreguéis a la persona elegida.

Una Boda Divina

Una boda divina es sinónimo de perfección.

Son aquellas bodas que se celebran en lugares paradisíacos.

Esos lugares de los que piensas que si el cielo existe debe de ser muy parecido.

Con invitados jóvenes y bellos que sonríen a la mínima y saben aguantar perfectamente con elegancia y glamour su copa de cocktail.

No hay ningún típico amigo o familiar borracho “Porculero”.

Nunca pierden la compostura.

Solo invitados divinamente vestidos que por un momento piensas que estás en una pasarela de París de alta costura.

Esas bodas con una comida exquisita y unos vinos de primera.

Hasta las personas de avanzada edad son delgados con una piel increíblemente bronceada y con una estupenda salud.

Dónde todos se relacionan cordialmente los unos con los otros.

Dónde los camareros y todo el personal que trabaja en la boda son jóvenes y maravillosos tal cual parece que les hayan escogido a dedo.

Esas bodas dónde no existen las personas gordas, chicos con barriga o mal vestidos y peinados.

Pensar que todo esto viste más que la tarjeta del Corte Inglés.

Una boda así daría un poco de rabia. O no?

Tranquilos que eso solo pasa en las películas de Hollywood.

Esto sería a lo que yo llamo una B.A (una boda artificial).

Bodas Made in Spain

Las palabras mágicas en una boda son:

- Chicos!!! Hay Barra Libre!!!

Dónde quedan essas bodas made in Spain? (como yo las llamo).

Hace un tiempo hice una de estas bodas Made in Spain. Dónde los invitados pasaban más rato en los baños, que por cierto la metre me dijo que no entendía porqué iban a cada 2 x 3 al baño en grupos.

(sin comentarios). Era una metre muy inocente.

Lo más fue cuando uno de los invitados decidió orinar en el cesped dónde estaban haciendo el Cocktail.

Sin ninguna impunidad. Es surrealista, en el momento que sí tiene que ir al baño no va.

Y fue entonces cuando se le acercó un camarero discretamente y le pidió que se fuera al baño a orinar.

Y sabéis que le respondió?

Que su polla él la sacaba dónde le salía de la polla. Y se rió a carcajada limpia.

Pero si algo hecho de menos son aquellas bodas de los 80´ dónde se le cortaba la corbata al novio, o simplemente lo dejaban totalmente desnudo agrediendo la sensibilidad de los invitados, o le sacaban de la cocina a la novia un pepino con 2 tomates colocados estratégicamente acompañado de un chupito de algún tipo de alcohol de color blanco y otro de menta (que es muy afrodisíaco, eh? Igualito que si te tomaras un viagra, vamos!

No os creáis que esto lo he visto no hace mucho en una boda. Eso es que dejaron de ir de bodas en los 80´s.

Y aquellos que soltaban palomas de la paz dentro de un recinto cerrado, y el pobre animal volaba a lo loco golpeándose por todas partes.

Dónde han quedado aquellas bodas dónde se le cortaba los calzoncillos al novio en pedazos pequeños para poder venderlos entre los invitados.

Y dónde están esos trajes de novio ceñidos marcando de todo y de colores brillantes?

En estas bodas siempre está el “graciosillo” de turno que no para de contar chistes malísimos y no sabes cómo quitártelo de encima.

Y esas viejas bailarinas que eran como medusas acabadas de llegar del espacio. Y que manía es esa de las señoras mayores en las bodas de bailar con otra señora mayor?

No la he entendido nunca.

Con esos vestidos de colores chillones y pendientes de plástico enormes colgando de sus orejas.

Hecho de menos cubrir una boda de estas. Aunque ya estén en extinción aún es posible encontrarte con alguna a día de hoy.

Con esos invitados que a la última boda que les han invitado era de los 80´así pues que han decidido desmelenarse y volver al pasado.

Por aquel entonces no existían las cámaras digitales ni los móviles ni nadie hablaba de Staff, Vintage o se comían platos sofisticados tipo: Un vasito lleno de espuma de agua ahumada con aceite, sal y picatostes. Comer humo? o Mini coca de ‘foie’ con una reducción de zumo de arándanos.

Dónde ha quedado el cocktail de gambas con aquella salsa rosa servido en copa grande de plata, o la pata de cordero al horno o los dátiles con jamón, eh?

En una boda Made in Spain las señoras mayores se meten comida en el bolso. Los niños no paran de dar por culo a los camareros y al “pinchadiscos” (ahora llamado DJ) y más de uno se lleva los vasos, ceniceros y cubertería que ni siquiera son de plata.

A ver si estos wedding planners de hoy en día aprenden un poco de los 80´

Con esos regalos que les hacen a los novios tan bonitos e útiles de figuritas feas que nunca sabes dónde ponerlas (un “pongo” dónde lo pongo?) a no ser que sea en la basura.

O esos cuchillos musicales con la marcha nupcial. Deberíais ver la cara que se les queda a los novios cuando se les regala algo así.

Y encima les dicen:

- A que es bonito y original eh? Neng?

Me gusta

Hoy os voy a enseñar una de mis mejores bodas.

Buen feeling con los novios y familiares.

Te hacen sentir cómo si fueses uno más de los amigos o familia.

Mucha gente joven.

Buen ambiente.

Catering excepcional.

Si metes todos éstos ingredientes en una batidora y los remueves bien, sale una boda fotográficamente impresionante.

Una de mis preferidas, cada imagen expresa una historia.

Aquí os dejo una pequeña muestra.

Imagen 2Imagen 4Imagen 3Imagen 5

 

 

http://sublim.es/index.php?/bodas/maria–andreu/

Bodas Low Cost

Si unos novios te dicen al contratarte que quieren una boda íntima o “Tipo Coktel” es que no hay dinero suficiente para hacer un bodorrio por todo lo alto.

La crisis a llevado a reinventar las bodas y a agudizar el ingenio para poder hacer una boda bonita, original y lo más barata posible.

De aquí el invento de las bodas “vintage” (es mi opinión personal).

Es cuestión de paciencia y una buena conexión para empaparte de ideas a través de tutoriales en youthbe, muchos Blogs, foros de novias, páginas web, Pinterest, Facebook e Instagram y como no whatsapp.

*Hay una vida después del 4G?*

Quién no copia de internet? Que tire la primera piedra. Y si no tenéis una piedra a mano… tirar el iphone.

Lo que pasa es que hay quién no sabe copiar como les pasa a muchos chinos que solo hacen copias baratas . Ese es el problema.

Todo tiene que ser Hand Made (que dicho así queda más interesante que decir Hecho a Mano, no?) y tener un “chino” muy cercano para ir a comprar la materia prima hortera que tu transformarás convirtiéndola en algo original y bonito.

A esto nos a llevado esta P**A crisis que parece nunca acabar.

Pero una boda no puede pararla ni una Crisis. Haremos de más o de menos pero continuarán celebrándose.

A no ser que seas supersticioso y no quieras casarte en 2013. Como he podido comprobar.

En inglés, “Plis”

Que pasa con las bodas y los anglicismos?

Están de moda?

Harlem Shake. Simplemente los invitados de la boda se mueven al ritmo de una música super Hortera la cual les vuelve locos como si estuviesen poseídos por el mismísimo Mick Jagger.

Os imagináis que por un momento se os meta dentro Mick Jagger? Pues eso es un Harlem Shake.

La palabra en sí (y paso de buscarlo en wikipedia) debe de tener su origen en el Barrio de Harlem y shake que es agitar en inglés, tal y como lo hacen todos los participantes cuando se agitan al ritmo de la música.

Cuánto más horrible y hortera mucho mejor. Es más original y “modenna”.

Y normalmente suena al ritmo loco, hortera e intrepidante de:

(Do the Harlem Shake)

Con los terroristas
Ey
Ey

Ey
Ey
Ey
Ey

Con los terroristas

Los hay de todos los tipos, gustos y edades.

No eres “cool” si no utilizas en las bodas las palabras claves Staff,  shooting, timing…

Yo no “shooting”. Disparo o hago fotos.

Yo no hago “Timings”. Quedo con los novios.

Y el Staff? La gente utiliza la palabra y alguno no sabe ni lo que significa.

Pero lo que sí sabe es qué un menú de invitado cuesta 125€ y si eres “Staff” cuesta 35€ el mismo menú.

O es que un camarero cobra más por ser del “Staff”?

Un camarero, és un camarero. En las bodas pasa a ser del “Staff”. Si te aprendes cuatro palabritas “cool” en inglés ya puedes ir de boda.

Esto viste más que tener la tarjeta del Corte Inglés.

Boda o Yincana?

Estoy en una boda o en una Yincana?

En muchas de las bodas de hoy en día hay que tener un libro de instrucciones para seguir bien paso a paso toda la boda.

Quién no ha oído la palabra Vintage tan relacionada con las bodas. Hago un llamamiento: Stop Vintage “Plis”

Estuve en una boda dónde todo eran instrucciones para los invitados (para mi como invitado sería una tocada de cojones) que debían ir realizando meticulosamente a lo largo de toda la boda.

Y que pasa con aquellos cómo yo que nos gusta disfrutar de las bodas saludando y charlando con aquellos colegas que no ves a menudo y tenéis ganas de tomar una cervecita o simplemente fumar un cigarrillo.

Que pasa con aquellos que quieren relajarse y no hacer ni pensar en nada, simplemente  quieren  pasarlo bien.

El Vintage se ha metido como un intruso en nuestras vidas sin nosotros ser conscientes de ello.

Así pues señores estrujémonos un poco la mente y pensemos en un modelo o concepto nuevo de boda.

O simplemente hagamos una buena cena y  una buena fiesta en un lugar bonito con los familiares y amigos que más queremos.

Cada vez los novios quieren ser más diferentes, modernos y sorprender a los invitados.

Y es aquí cuando atraviesan esa delgada línea entre el buen gusto y la horterada.

Así pues  no hay que excederse en la decoración y detalles.

Y otro consejo para los novios, si no queréis aguar la fiesta y que los invitados se aburran y se apalanquen no repartáis 1.000 regalos y os estéis 2 horas.

Y para acabar de rematarlo no pongáis un Power Point y menos uno de 30 min, porque eso ya es un sello de desastre total, eso rompe totalmente el ritmo de una boda.

Es solo un consejo.

En la simplicidad está el buen gusto.

Imagen 4Imagen 5

Un Referente

A día de hoy un referente muy importante para mi es Jeff Ascough. Uno de los grandes documentalistas de bodas.

Siempre he creído y lo sigo creiendo que en la simplicidad está el buen gusto.

Se trata de observar y de un lugar cotidiano convertirlo a través de una imagen, en un lugar especial. Esto mismo lo podemos extrapolar a momentos, personas, ” personajes”, situaciones, expresiones, sentimientos…

Allí dónde nadie le da importancia, lo pasa por alto y ni tan solo se fija es dónde captas una de esas imágenes geniales que siempre que te las miras descubres algún detalle nuevo, expresión, historia, recuerdo…

Para mi una buena foto es aquella que a parte de estar hecha con una buena cámara, óptica y un buen conocimiento técnico, tiene un buen encuadre e iluminación, eso o se tiene o no se tiene, no se aprende. Se lleva en la sangre.

Una imagen es buena si no nos deja indiferentes, ya sea para bueno o para malo, ya nos provoque risa, miedo, asco etc… pero por una cosa u otra no nos deja indiferentes.

Esas son las imágenes que te gustarán o no te gustarán pero no te dejarán indiferente.

Imagen 2

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.